Noticias Col
martes, 07 de diciembre del 2021
Noticias Col

OPINION | Delcy y Nicolás ¿otro crimen de lesa humanidad? por Raúl Ochoa Cuenca

Leo en la prensa de hoy que el gobierno de Venezuela anunció haber adquirido 12 millones de dosis de una vacuna candidata a ser aprobada primero por las autoridades científicas de la República de Cuba y posteriormente por la Organización Mundial de la Salud  OMS.

Veamos por lo tanto algunos aspectos que por lo menos nos deben  llamar la atención.

1.- La probable vacuna anti  Covid,  llamada  Abdalá  aún está a la espera  hoy 28 de abril del 2021 la aprobación de las autoridades científicas cubanas, lo que me parece muy sospechoso   dado que es una dictadura.  Ya que nadie  podría  creer  la fábula por la cual en ese régimen  pueda haber ni en sueños  una división de poderes  administrativos  ya que todo, absolutamente todo depende de los que decida el dictador o uno de sus acólitos.

Me refiero  al Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos (CECMED) de  La Habana, Cuba. «El intercambio con la OMS/OPS ha sido constante durante todo el proceso» y el diálogo, «permanente», aseguró este jueves el director de Ciencia e Innovación del grupo estatal Biocubafarma, Rolando Pérez, en una rueda de prensa para informar sobre el desarrollo de las dos potenciales vacunas y los próximos pasos tras conocerse sus datos preliminares de eficacia. No obstante el optimismo de este burócrata las autoridades científicas cubanas están mudas. Y los medios de comunicación ha aparecido  un comunicado de la asociación de científicos que trabajan en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas,  alertando a la población venezolana sobre los riesgos que acarrea esta candidata a vacuna anti Covid. «Para que un candidato vacunal pueda ser considerado vacuna es importante asegurar y cumplir con las fases clínicas de evaluación de cualquier biológico, y que estos estudios sean publicados en revistas avaladas por pares y aprobados por alguna agencia reguladora». Así lo señaló la Asociación de Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) en un comunicado al cual hago referencia. Es de hacer notar que es la primera vez históricamente  que esta asociación de científicos emite una declaración pública. Agregan el antes citado comunicado  que los fármacos llegaron a Venezuela incluso antes de que el propio ente rector cubano lo apruebe.

2.- ¿Cómo pueden llegar a tal grado de irresponsabilidad que compran 12 millones de dosis de una vacuna anti Covid de la cual la OMS no ha recibido ni la solicitud de aprobación?  Ya que el Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos (CECMED) de Cuba le informaba a la Agencia de noticias EFE   y  la hacía pública el 25  de junio  2021 que  este organismo de control científico cubano  a esa fecha no había   certificado la aspirante a  vacuna.

Obviamente el riesgo que  se corre en Venezuela así como las consecuencias  es doble,  el primero el de mayor importancia,  como es el de la aplicación de esta vacuna sin las autorizaciones necesarias para nuestra atribulada población y en segundo lugar,  pero tampoco de subestimar,  lo cual es el costo económico el cual como es normal  en ese régimen putrefacto debemos calcularlo en dos segmentos, el primer de ellos es el correspondiente al costo real del bien, en este caso la vacuna y un segundo segmento , el cual es para la banda de Miraflores el único importante y que es nada más y nada menos lo que corresponde a las comisiones que se van a embolsillar,   sin importarles que estén manchados con  la sangre de un noble y manso pueblo. En el día de ayer,  en una emisión televisiva,  el periodista Miguel Angel Rodríguez entrevistando al Presidente de la Academia Venezolana de Ciencias  Medica,   Enrique Santiago López Loyo,  dijo que según informaciones no confirmadas el costo unitario de las tres dosis es de  45  U.S  Dólares propuestos por los   herederos de Fidel,  entonces solo haciendo una vulgar operación de multiplicación,  nos enteramos que la operación,  la cual Delcy nos anuncia con su cara muy cinica y burlona risita asciende a los 540 millones de dólares USA.  La vacuna Johnson & Johnson – menos de 10 dólares (8 euros) así como la rusa Sputnik  V – menos de 10 dólares (8 euros).  Recuerdo que la vacuna  de los laboratorios  Johnson prevé una sola dosis mientras que la vacuna Astra Zeneca patentada por la prestigiosa Universidad de Oxford  tiene un precio inferior a los 6 dólares por ambas dosis.  Definitivamente estamos asistiendo a un crimen de lesa humanidad en vivo y en directo.

Según algunos  colaboradores de la justicia americana, sujetos venezolanos que negocian la rebaja de sus penas ante la justicia americana  y quienes están encausados por participar en el festín del asalto a Venezuela,  han confesado  que  normalmente el “sobre precio”  puede alcanzar hasta un 300 %  del precio real del bien. En el caso que hoy nos ocupa a todas luces podremos suponer que y debido al análisis de los precios de las vacunas ya certificadas ante la OMS y mencionadas más arriba,  que  el sobre precio, o comisiones,  o coimas,  o simplemente  el robo,  está  aproximadamente en un 700 % del precio original de este proyecto de vacuna.

Ahora, por favor y muy  brevemente  miremos las dudas que generan esta candidata a ser catalogada como  vacuna, inclusive por las autoridades sanitarias de la isla.  La información que transcribo la tomo del blog de Yoany Sánchez, 14ymedio.com  la única fuente informativa de seriedad en la Isla de José Martí:

«Por otra parte, en los territorios en riesgo, incluida La Habana, se realiza un estudio de intervención sanitaria con Abdala y Soberana 02, los dos candidatos vacúnales contra el Covid más avanzados de los cinco desarrollados por Cuba. Sin embargo, no han recibido aún la autorización para el uso de emergencia por parte del Centro para el Control Estatal de Medicamentos (CECMED), luego de haber anunciado que Soberana 02 presenta una eficacia del 62% y Abdala, de más del 92%, en la última fase de ensayos clínicos entre ellos unos vacunados con tres dosis de Abdalá».   

Todo esto significa que o simplemente han comprado a los socios cubanos de la banda de Miraflores  12 millones de dosis de la vacuna, como primera orden de compra,   sin ninguna garantía de eficiencia,  o  lo que seguramente es peor, parte del convenio es utilizar al pueblo que antes se llamaba de a pie, y ahora  “el pueblo descalzo”  para seguir experimentando sus vacunas a las cuales ni siquiera los cubanos  mismos hasta el día  26 de junio,  responsablemente lo reitero,  la han certificado.

Imaginemos caros lectores cuán lejos se encuentra la certificación de la Abdalá  de la OMS, no obstante todos estos vicios  cargados de indecencia e inmoralidad, ruego a nuestro Dios todo poderoso,  que si estas son las vacunas que los barbaros de la banda de Miraflores decidieron para nuestro pueblo,  que Abdalá  sea tan eficaz como la mejor. [1]

Raúl Ochoa Cuenca en Anfi del Mar el 28 de junio del 2021.

https://www.youtube.com/watch?v=ie-1Jv1BKIg         Video de la Academia de Medicina de Venezuela.

[1] Abdalá o Abdulah (en árabe عبد الله, ʿabd allāh)  es un nombre de varón de origen árabe que significa «servidor de Dios», de uso frecuente entre musulmanes.

Fuentes: www.14ymedio.com, www.Elpitazo.com     www.France2.com  Agencia de noticias EFE.                               y archivo personal del autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *