Noticias Col
domingo, 16 de junio del 2024
Noticias Col

ZULIA | “Los resultados de las presidenciales determinarán si nos quedamos o dejamos Venezuela”

Versión Final pulsa a un grupo de jóvenes, estudiantes de Ciencias Políticas de la Universidad Rafael Urdaneta. Ellos desmenuzan sus preocupaciones a menos de 50 días para las elecciones presidenciales del 28 de julio y ofrecen sus perspectivas sobre cómo se desarrolla hasta ahora la campaña electoral y el impacto de la ausencia de observadores internacionales profesionales: “Ir votar y no defender el voto, es lo mismo que sembrar una planta y no regarla”, advierte Sebastián Lugo, de 19 años

Carmen Jiménez, estudiante de Ciencias Políticas, Mención Estudios Internacionales, siente que las elecciones del 28 de julio marcarán un antes y un después en la historia contemporánea de Venezuela. “Lo que ocurra determinará si nos quedamos o dejamos Venezuela. Tengo la esperanza de que las decisiones que se tomen puedan traer estabilidad y oportunidades para todos los jóvenes en el país”, asegura.

Jiménez, cursante del 9no trimestre, afirma que los jóvenes quieren contribuir con el desarrollo de la nación. “Pero también está el anhelo de un entorno seguro y próspero para poder alcanzar nuestras metas. Espero que los líderes tomen decisiones sabias y trabajen en pro de un mejor futuro para todos”.

En su opinión, hasta ahora, la campaña electoral ha mostrado avances significativos en la unificación de la oposición venezolana. Sin embargo, advierte, que aún existen desafíos en la articulación de objetivos comunes. “Es evidente que Venezuela ya no se encuentra en la misma situación que en la década de 2010, cuando se formaban manifestaciones masivas. A pesar de ello, es fundamental que la oposición presente un frente unificado que trabaje de manera cohesionada hacia el mismo objetivo. La campaña electoral refleja la necesidad de fortalecer la colaboración y el trabajo en equipo dentro de la oposición, a fin de lograr resultados efectivos en beneficio del país”.

Carmen Jiménez

Como futura internacionalista, Carmen dice reconocer la importancia crucial de la presencia de observadores electorales internacionales en los procesos electorales. “Su ausencia puede socavar la legitimidad y la validez de los resultados, lo que favorece al régimen en el poder. Es fundamental que la oposición luche por buscar la presencia de observadores internacionales, ya que su participación puede contribuir a garantizar elecciones justas y transparentes”.

Por último, considera que la población hará valer el resultado de los comicios. “Estoy segura de que los venezolanos defenderán sus votos. A pesar del cansancio y la desilusión, la gente está consciente de que son la mayoría y no quieren seguir bajo este régimen. La incertidumbre sobre cómo reaccionarán si les roban nuevamente el resultado electoral es comprensible, pero creo que el deseo de cambio es más fuerte. Confío en que, a pesar de todo, los venezolanos no se quedarán de brazos cruzados y lucharán por sus derechos”.

“Nos preocupan las dificultades que seguiríamos viviendo si Maduro se mantiene en el poder”

En opinión de Dana Kottiech, estudiante del 6to semestre de Ciencias Políticas en la Universidad Rafael Urdaneta, los jóvenes en Venezuela se preocupan, más que nunca sobre quién ganará las elecciones del 28 de julio, pero más que todo, su foco apunta a “las dificultades con las que seguiríamos viviendo si Nicolás Maduro se mantiene en el poder”.

“En pocas palabras, que sigan los problemas que están concurrido en Venezuela, como la crisis económica y social que ha dejado a muchos jóvenes sin oportunidades. Hay pruebas de que las universidades están en crisis y muchos de los hogares no tienen recursos básicos (…) Dependiendo del resultado de las elecciones, veremos el futuro de Venezuela. De ello depende el fin de la migración. Sabremos si somos ese país que dejará la violencia e inseguridad contaste en la vida de todos”.

Kottiech sostiene que las dudas sobre la transparencia del proceso son cada vez mayores. “A pesar de la firma del Acuerdo de Barbados entre oficialismo y oposición, las certezas se han transformado en interrogantes. Además, la decisión de revocar la invitación a la Unión Europea como observadora ha añadido más controversia. En pocas palabras, la situación es tensa y compleja, solo esperamos estar atento a los acontecimientos políticos y esperar a mejor (…). Tomando en cuenta que incluso con observadores presentes, es posible que se produzcan irregularidades en el proceso electoral, lo importante es que existan mecanismos independientes para denunciar e investigar estas irregularidades”.

Sin embargo, cree que la oposición y la ciudadanía se preparan para defender el resultado. “Parece que hay un movimiento significativo en Venezuela para la defensa de los votos en estas elecciones presidenciales. Por ejemplo, el Comando “ConVzla” en Lara está creando estrategias para este fin, y Acción Democrática (AD) en resistencia se está organizando para la defensa del voto en Miranda. Además, la oposición ha creado más de 27.000 “comanditos” de defensa del voto a lo largo del país. Estos esfuerzos muestran un compromiso activo de ciertos sectores de la sociedad venezolana para asegurar que los votos sean contados de manera justa y precisa”.

Dana Kottiech

“Los jóvenes queremos conocer y vivir una verdadera democracia”

Con los pies en la tierra. Luis Morales, estudiante del 6to trimestre de Ciencias Políticas de la Universidad Rafael Urdaneta, teme por la posibilidad real de un resultado fraudulento, que no refleje la voluntad popular el 28 de julio, y hace especial énfasis en que la oposición unitaria debe velar porque todas las mesas electorales tengan representantes cuidando la transparencia de las elecciones presidenciales.

Morales afirma que la campaña se desarrolla en el marco de proceso lleno de incertidumbre y desconfianza. “La polarización política ha generado un clima de tensión y confrontación entre distintos actores políticos, lo que dificulta el debate de ideas y propuestas. Además, la falta de equidad en el acceso a los medios de comunicación y la manipulación de la información por parte de algunos actores políticos han generado desconfianza en la transparencia del proceso electoral”.

Luis Morales

Al estudiante de 19 años también le preocupa la limitada participación de observadores internacionales, lo que en su percepción genera dudas sobre la imparcialidad del proceso electoral. “Eso, obviamente puede dar lugar a sospechas de posibles irregularidades o manipulaciones en el proceso electoral, lo que afecta la confianza de la ciudadanía en la integridad de los resultados. Además, la presencia de observadores contribuye a la difusión de información verídica sobre el desarrollo de las elecciones, lo que a su vez promueve la transparencia del evento”.

Sin embargo, destaca el carácter épico de la candidatura opositora unitaria, con María Corina Machado sorteando obstáculos en diferentes estados, impulsando la figura de Edmundo González Urrutia. “A pesar de todos los eventos en contra de la transparencia de las elecciones, yo podría afirmar que muchos venezolanos de igual forman defenderán su derecho al sufragio. Estos eventos que nos juegan en contra deberían ser la mayor muestra de inspiración para ir a defender el voto. Los ciudadanos venezolanos ya están cansados de esta forma de gobierno, o sencillamente de la ideología política que nos gobierna. Los ciudadanos quieren un cambio y los jóvenes queremos conocer y vivir en una verdadera democracia, que sea justa, sólida, respetable y totalmente transparente”.

“Ir votar y no defender el voto, es lo mismo que sembrar una planta y no regarla”

Sebastián Lugo, estudiante del 6to trimestre de Ciencias Políticas en la Universidad Rafael Urdaneta, asegura que el deseo de la mayoría de los venezolanos es el triunfo de la oposición, sin embargo, pide tener consciencia de que eso no solucionará los problemas de forma inmediata, aunque reconoce que la gente recuperaría algo esencial para proyectarse en el tiempo. “Y eso es la esperanza, la fuerte creencia de que las cosas saldrán bien a su debido tiempo”.

Que siga el actual mandato por un periodo más, sostiene Sebastián, sería “la extinción” de la poca esperanza que queda y a todas luces desembocaría en un aumento del éxodo en Venezuela.

Lugo califica lo que va campaña electoral como atípica, incoherente y absurda.

“Atípica porque se ha cambiado de candidato opositor en reiteradas oportunidades en lapsos de tiempo muy cortos, generando confusión en el electorado. Hoy por hoy, se supone que esa confusión no debería de existir, pero, no es inusual encontrarse con gente que no es consciente que el representante de la mesa de la unidad y de María Corina es Edmundo González, un hecho que es preocupante para los intereses opositores”, reafirma.

Sebastián Lugo

Sobre la incoherencia evoca el acuerdo de Barbados y el incumplimiento de los plazos de las elecciones previstos para el final de este año y lo absurdo apunta al reemplazo de Corina Yoris por la negación por parte del gobierno sobre la posibilidad de registrar su candidatura, forzando a presentar un reemplazo imprevisto. “Eso es un hecho que le escupe a la cara los principios e instituciones del país. y lo quiero explicar con contundencia, a la oposición se le negó inscribir al candidato que ellos querían, sin argumentos y sin explicaciones, eso es una absurdez monumental”.

Al referirse a la ausencia de observadores electorales internacionales, advierte que “es algo esencial y que la Ley Orgánica de Procesos Electorales prevé. No podemos ser inocentes (…) No debe haber dicha ausencia porque es una forma de asegurarse que el proceso y el esfuerzo de los venezolanos si valga la pena”.

En cuanto a la defensa de los votos al final de la jornada electoral, considera un tema complejo de abarcar. “Así que vamos a lo sencillo primero, el voto en nuestro país tiene tres características que lo definen: Es universal, directo y secreto. Estos tres elementos se deben defender tanto individual como conjuntamente, esto a un nivel básico. Ahora bien, el voto como conjunto va a determinar un resultado electoral y ese conjunto de votos se debe defender, no solo por el Estado u organismos internacionales. El ciudadano tiene las formas y la obligación de defender los votos, otra cuestión es que el ciudadano lo considera como una pérdida de tiempo que eso es trágico, ir votar y no defender el voto, es lo mismo que sembrar una planta y no regarla. Como ciudadanos debemos estar más comprometidos, no simplemente esperar que las cosas salgan bien por sí solas”.

“Nos preocupa sentir que nuestros votos no sean escuchados”

Al referirse a las elecciones presidenciales Liz Sanz, estudiante del Tercer Trimestre de Ciencias Políticas en la Universidad Rafael Urdaneta, destaca la principal preocupación de la población: “No sólo las de los jóvenes que pueden votar sino las todos aquellos que se encuentran en casa o en el exterior observando la situación desde vivencias propias o de familiares. Nos preocupa sentir que nuestros votos no sean escuchados. Nos preocupa la transparencia del proceso electoral”.

En su opinión, los jóvenes, y principalmente los estudiantes de esta generación se encuentran alertas y conscientes sobre la situación política actual del país. “Cada voto demostrará dichos sentimientos de esperanza y optimismo que se funda por demostrar que se puede conseguir un cambio por medios democráticos”.

Liz Sanz

Liz, de 18 años, cree que la campaña electoral resalta que pese a que, a María Corina Machado, líder de la oposición unitaria, le fue prohibido viajar por aire por el país, realiza con éxito una campaña por vía terrestre recorriendo los estados de Venezuela con el objetivo de dar a conocer su figura política y la su representante en las próximas elecciones: Edmundo González Urrutia.

Su campaña ha tenido innegables consecuencias como el cierre de cualquier establecimiento en el que se haya hospedado o simplemente quedarse a comer, lo cual solo hace que su popularidad aumente significativamente”.

Para Sanz, el hecho de que múltiples observadores internacionales, entre ellos los representantes de la Unión Europea, no puedan participar durante los comicios por disposición del poder electoral, deja mucho que pensar. “Como dice el dicho propiamente coloquial: aquel que nada debe, nada teme’. Esto podría ser interpretado desde el foco internacional como una duda hacia la credibilidad de la transparencia del proceso”. Por último, Liz considera que los venezolanos defenderán cada uno de los votos. “La cultura venezolana como se ha observado en hechos históricos anteriores es temperamental”.

“Hay cierta renuencia a ser miembro de mesa el 28-J, especialmente entre los jóvenes”

Alexander Bellafiore, estudiante del 9no trimestre de Ciencias Políticas en la Universidad Rafael Urdaneta, es frontal en el análisis. Observa que la precampaña parece servir de salvoconducto para los líderes inhabilitados, pero la realidad es que no hay un nexo real entre los votantes y el candidato opositor. “Y no hay promoción de la participación activa de la población en las mesas para proteger el voto opositor”, sostiene.

Bellafiore, de 24 años, también percibe un fuerte desaprovechamiento de los medios masivos de comunicación para responder a las “tretas” oficialistas. “Se ha visto el recorrido del país por parte de María Corina Machado, pero la precampaña se realiza en diferentes medios e instancias, no solo en tierra. La campaña real durará pocos días y la expectativa es que Edmundo González recorra el país”, agrega.

Sobre la ausencia de observadores internacionales imparciales advierte que es un claro indicio de un proceso no democrático, amañado y arreglado. “Esto no quiere decir que con observación internacional la oposición ganaría, pero sí ofrecería un mínimo de garantía y transparencia al proceso. Al pueblo le toca votar a ciegas, apelar a la masividad del voto y a la presión político-social pura, para que los resultados reales sean reconocidos por el oficialismo”, resalta.

Al referirse al escenario de la defensa del voto es pesimista: “Las encuestas hablan, y aunque sus márgenes de error siempre son mayores al 5 % reconocido, un buen porcentaje de la población participará. Ahora, hay cierta renuencia a ser miembro de mesa, especialmente entre los jóvenes, un factor vital para garantizar la victoria de la oposición es que hayan defensores del voto en cada mesa y para ello es necesaria la estructura de los partidos y que los ciudadanos asuman la responsabilidad de llegar temprano a los centros y de asistir a sus mesas en caso de ser seleccionados como miembros. Hay intención de votar, pero no hay intención de defender el voto y se necesitan ambos para ganar”.

Alexander Bellafiore

Fuente: versionfinal

Tu opinión es importante para nosotros, déjanos tu comentario y síguenos en InstagramTwitterFacebook y YouTube recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo con nuestro grupo de WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
En que podemos ayudarte?