lunes, 25 de enero del 2021
Noticias Col

Zulia | Productores de plátano denuncian pérdida de 30.000 hectáreas por falta de gasolina

Los representantes de la Red de Productores Libres y Asociados (Repla) del municipio Francisco Javier Pulgar, en el estado Zulia, calculan que durante los últimos diez meses, que coinciden con el inicio del decreto de Estado de Alarma por la pandemia del COVID-19 en Venezuela, se ha reducido en 80% la producción platanera de la zona Sur del Lago de Maracaibo, cuyas pérdidas alcanzan las 30.000 hectáreas por diversas dificultades que enfrentan tanto los plataneros como los revendedores de este rubro.

Edgar Boscán es el líder de este gremio que agrupa unos 4.000 cultivadores. Asegura que las lluvias y la falta de combustible son las principales causas de las pérdidas. Afirma que entre 25.000 a 30.000 hectáreas están sin producir un sólo plátano. Las precipitaciones suscitadas en el año 2020 ante un cada vez más reducido abastecimiento de carburante, les impidió el oportuno encendido de las bombas de achique o el traslado de insumos, maquinaria y personal.

Ubicó la zonas cercanas a Chama Lago, Oro Verde, La Montaña, El Canal y Guachí, como el eje de mayor afectación. Allí centenares de predios están improductivos, es una zona agrícola muy fértil por su cercanía al lago de Maracaibo y donde confluyen ríos y caños. Esas aguas también se desbordaron en varias ocasiones dejando en remojo los árboles del gramíneo verde.

Quienes aún se atreven a producir, acota Boscán, deben adquirir una pimpina de gasolina para sus camiones o vehículos particulares a razón de 25 dólares americanos el recipiente que almacena 20 litros.

«El gobierno no nos atiende. La alcaldía se hace de la vista gorda. También hemos elevado el llamado a la gobernación y el Ministerio y no hay respuestas precisas ni efectivas a esta carencia de despacho oportuno. Este es un sector que debe tener prioridad por la producción de alimentos», dice Boscán vía telefónica a El Pitazo este martes 12 de enero. Ya los plataneros no tienen suficientes ánimos para seguir luchando contracorriente, pero dice que algunos «aguantarán hasta donde puedan».

La dolarización merma sus ganancias

En la subregión zuliana además el alza en la tasa del dólar respecto del bolívar es un factor de incidencia para el rendimiento financiero de las fincas. La dolarización no se ha decretado en Venezuela, pero quienes producen el plátano, al menos la variedad hartón gigante en el municipio zuliano, deben comprar en moneda norteamericana los implementos para cultivar y cosechar. Desde fertilizantes, fórmulas para la tierra y hasta herramientas, todo lo deben adquirir en una moneda que no es el bolívar. Para este 12 de enero un dólar al cambio en ese municipio para los productores se cotiza en Bs. 1.600.000, lo confirma Boscán, líder de la Repla.- Advertisement –

Sostiene que otra situación que los arruina es el pago de los obreros. Dice que los trabajadores exigen como pago bolívares en efectivo. Los productores deben entonces compran ese dinero al comercio local en un 60% más de su valor. «El productor tiene que pagar casi el doble de lo que vale un billete, es con esto que se le paga a los trabajadores».

Dice que están buscando alternativas para que estos jornaleros tengan sus cuentas bancarias y así pagarles mediante transacciones bancarias digitales. Otra propuesta que aún está en estudio de factibilidad jurídica será la de tasar en dólares el precio de cada tarea en el campo.

Boscán dice que el valle platanero cada vez se ve menos productivo. «Ya no hay plátanos de buena calidad, eso se puede ver en su tamaño. Este año sorteamos muchas más dificultades, porque el único renglón que no está vendiendo en dólares somos quienes producimos», comenta el líder del gremio que aún evalúa con los representes sectoriales o delegados los pasos que deberán dar para no dejar de producir en Venezuela ante la acentuada hiperinflación.

Solo para esta segunda semana de enero la pesada de plátanos, que corresponde a 300 kilogramos, se ubica en 90 millones de bolívares.

«Mientras haya una diferencia cambiario podría seguir cambiando el costo de producción y el precio de productor, que es aprovechado por los revendedores», argumenta el representante del renglón productivo agrícola.

Esperan que el gobierno active mecanismos para que les provean de gasoil y gasolina y que puedan acceder a créditos y mejora de cuencas hidrográficas, porque también los ríos los afectan en cada creciente durante el invierno.

El Pitazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *