Noticias Col
domingo, 05 de diciembre del 2021
Noticias Col

Sistemas caídos retrasan los trámites en las notarías y registros de Occidente

Las notarías y registros abrieron durante tres días de la semana que culmina, debido a la flexibilización anunciada por el gobierno de Nicolás Maduro. En los estados Lara, Falcón y Yaracuy, estas instituciones lucieron abarrotadas de personas que esperaban para finiquitar trámites o solicitar documentos.

En Punto Fijo, estado Falcón, las fallas para ingresar en el sistema Saren, atrasaron o imposibilitaron los trámites. En la Notaría Pública, que abrió sus puertas para atender a los habitantes de Paraguaná, los cortes eléctricos que superan las seis horas impidió la atención oportuna.

Después de largas colas, los usuarios que deseaban hacer algún trámite se tenían que retirar con las manos vacías. María Soto, habitante de la ciudad dijo a El Pitazo que desde hace una semana intenta actualizar un permiso de menores. «Estoy viniendo desde el lunes y no hay luz o no hay sistema. Ya me recibieron todo, solo falta que haya sistema para poder continuar», dijo.

Un trabajador que dijo no estar autorizado para declarar, explicó que no han tenido sistema Saren en toda la semana. Atienden a los usuarios y se les adelanta el trámite hasta tener sistema. «Ya la novedad se pasó a Caracas, nos dijeron que hoy nos resolvían el problema. Estamos esperando. Lo que también nos ha atrasado el trabajo son las fallas eléctricas que son todos los días y nosotros no contamos con planta», expresó.

Este jueves 18 de junio, tampoco hubo servicio eléctrico durante el horario que podían ofrecer sus servicios, por lo que los usuarios fueron atendidos y los documentos quedaron en espera hasta que se restaure el servicio eléctrico y sistema. 

Menos de 15 personas esperaban por documentos en la notaría a las 11:00 am. Foto: Liz Gascón

Documentos estancados

En Barquisimeto, estado Lara, las notarías abrieron sin contratiempos los días 16, 17 y 18 de junio, pero en los registros mercantiles tuvieron fallas con el sistema en línea.

La Notaría Pública Cuarta de Barquisimeto completó los trámites en menos de dos horas. Las oficinas tenían dispensadores de antibacterial en la entrada y permitían el ingreso de pocas personas a las taquillas para evitar aglomeraciones. 

“El traspaso de mi vehículo quedó estancado en marzo. En media hora pagué el trámite, saqué las copias y solo tuve que esperar por la firma del documento”, comentó a El Pitazo una usuaria que reservó su identidad. Aunque depositó Bs. 190.000 al Servicio Autónomo de Registros y Notarías en marzo, tuvo que pagar este jueves Bs. 296.000.

“Me dijeron que debía esperar varios días por la firma del traspaso si mantenía el primer pago. Preferí no hacerlo porque serían más retrasos, hoy el vendedor vino conmigo”, explicó.

Nancy Corbos, gestora, relató que el Registro Mercantil Primero estuvo sin sistema el 16 y 17 de junio. “Hoy sí levantó el sistema, pero cuatro horas de atención no alcanzan para que los funcionarios atiendan todas las solicitudes. Creo que debe extenderse el horario hasta las dos de la tarde para solventar este problema”, señaló.

La mayoría de los usuarios que visitaron el Registro Mercantil y de Notaría Pública en San Felipe hicieron caso omiso a normas de prevención contra el COVID-19 | Foto: Johana Prieto Andrade

Aglomeraciones en Yaracuy

Personas jurídicas y naturales se aglomeraron desde tempranas horas de este jueves 18 de junio, a las afueras del Registro Mercantil y de la Notaría Pública en San Felipe, estado Yaracuy.

Tal fue el caso de Julymar Fernández, quien desde las 5:00 am, aguardaba su turno para tramitar el registro de su negocio. «Llevo horas esperando para ser atendida; considero que el gobierno debió organizar por terminación de número de cédula o por sector los días para la atención al público para evitar este caos», dijo.

Opinión similar ofreció Ricardo Castro a El Pitazo, quien mencionó que los ciudadanos no respetaron el distanciamiento social ni el uso de tapabocas.

Funcionarios de los distintos cuerpos de seguridad que realizaban rondas en los alrededores de estas instituciones, no lograron que se cumplieran las normas de bioseguridad para evitar el contagio del COVID-19, debido a la gran cantidad de personas que acudieron a realizar trámites como compra-venta de terrenos, traspaso de bienes inmuebles y vehículos, entre otros.

La ciudadana Susana Martínez, explicó que los oficiales de Poliyaracuy les recordaban, a través de perifoneos, el respeto al distanciamiento social, el uso del tapabocas, la importancia de evitar la exposición innecesaria de niños y de ancianos, entre otras sugerencias, pero las personas hacían caso omiso a las recomendaciones.

«Es necesario que el gobierno regional aplique medidas más severas para que los yaracuyanos que no desean cumplir las normas de protección contra la pandemia mundial, ya que el desorden que reinó en los alrededores de la Notaría Pública puede convertirse en un potente foco de contagio», opinó el usuario Daniel Tovar.

Equipo de corresponsales de Occidente El Pitazo

Con información de Irene Revilla, Liz Gascón, Johana Prieto y Keren Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *