Noticias Col
martes, 06 de diciembre del 2022
Noticias Col

MUNICIPIO VALMORE RODRIGUEZ | Padre Jesús Santamaría arriba a 50 años de labor pastoral y afirma que nunca se irá de Bachaquero porque su misión sigue

A finales de la década de los 70, un hombre muy servicial, amable, con acento español y bañado con el don de evangelizar a multitudes llega a Bachaquero para continuar la acción de Jesucristo; se trata del padre Jesús Santamaría, quien arriba a 50 años de labor pastoral este 24 de abril de 2021, en su segunda patria llamada Venezuela.

La ciudad de Bachaquero fue el lugar perfecto para que el padre Jesús Santamaría desarrollará su inquebrantable misión a partir de 1979, fecha en la que asume oficialmente la parroquia eclesiástica San José Obrero, ubicada en el callejón Trujillito del sector Padilla, perteneciente a la parroquia La Victoria del municipio Valmore Rodríguez.

Desde esa memorable época comenzaría a ganar adeptos, amigos y hermanos de corazón, para luego ilustrar con mucho esfuerzo un proyecto social y educativo de gran relevancia para una colectividad que luchaba y pedía a gritos autonomía municipal.

Muchos recordarán los eventos ocurridos el primero de junio de 1979, siendo el más relevante cuando el padre Jesús Santamaría oficia su primera misa junto al segundo obispo de Cabimas, Marco Tulio Ramírez Roa, ante sus creyentes, vecinos y amigos, convirtiéndose en sus nuevos hijos, para inyectarle la creencia cristiana por medio de su trabajo pastoral.   

“El sacerdote es un hombre de la comunidad elegido por Dios para sembrar en ellos los valores cristianos”, fueron las primeras palabras que promulgó el padre Jesús Santamaría en el sagrado altar de Dios a la edad de 35 años aproximadamente.

Para ese tiempo, el español, nacido en Castilla La Vieja de Burgos de España el 9 de abril de 1944, se convierte en el párroco fundador de la iglesia San José Obrero, designado por la Diócesis de Cabimas y sin perder tiempo comenzó a darle vida al templo con ayuda de sus fieles creyentes.

Llega a su mente un episodio muy memorable, pues recuerda que recibió un templo vacío y con mucho esfuerzo logró darle vida a su segundo terruño amueblando el área interior con las bancas, ventiladores y las imágenes divinas para predicar la palabra de Dios.

Ya han pasado 41 años de aquel primer acercamiento religioso con los parroquianos valmorenses y se entretejan en el camino historias, hechos, proyectos, así como también luchas para aportar un granito de arena al desarrollo de Bachaquero.

El padre Jesús Santamaría figuraba como un personaje muy influyente, “me hice amigo de la gente y ese fue el impulso que me ayudó a concretar los proyectos sociales y educativos que ya tenía en mente para ayudar a la comunidad”.

Asimismo, hizo posible que la comunidad sintiera, desde lo más profundo de su corazón, su labor pastoral con una buena estrategia iluminada por Dios.

“Los más importante de la labor pastoral es extender la palabra de Dios a un público numeroso, formando grupos de apoyo en cada calle para transmitir el evangelio y después darle la bienvenida nuevos creyentes a la nueva parroquia eclesiástica”, contó el padre.

 Programas sociales y educativos: sus mejores obras

El representante de Dios, el amigo de todos, el extranjero que ama a Bachaquero sobre todas las cosas, puso la primera piedra para lo que sería el comienzo de una nueva etapa en el progreso de Bachaquero que se levantaba con ayuda de la exploración petrolera, la agricultura, ganadería y la pesca.

Luego de construir la Casa Cural, un pequeño complejo nacía entre las calles Estrella de Oro y Vargas que vendría a favorecer a comunidades de las parroquias La Victoria, Rafael Urdaneta y Raúl Cuenca.

Según el Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano de los municipios Valmore Rodríguez y Baralt de 2012, resalta que el padre Jesús Santamaría funda la Unidad Educativa Diocesana Emilio Dall’Ora entrando en la década de los 90, brindado oportunidades de estudios a estudiantes sin cupos del municipio, hoy en día es referencia educativa en la Costa Oriental del Lago.

Asimismo, inaugura el primer Centro Odontológico Comunitario de Bachaquero con la ayuda de algunos organismos públicos de la región zuliana.

Preocupado por la educación de niños y niñas con capacidades especiales, el sacerdote español instala el Centro Educativo de Atención para personas con discapacidad, logrando un gran avance en esta área educativa, proyecto ahora adscrito al Ministerio de Educación de Venezuela.

Y por si fuera poco, logra activar un Centro Clínico y funda la emisora Calor 101.7 FM, la Televisora Valmore Rodríguez TV y la Banda Show “Monseñor Emilio Dall’Ora”.   

Pero la Casa de Retiro Espiritual fue otra obra religiosa que consolidó con mucho tesón para promover el evangelio en los jóvenes, la cual considera, el padre Jesús Santamaría como uno de sus proyectos emblemáticos en su carrera pastoral.

Como figura eclesiástica, el padre Santamaría participó en los cabildos que se realizaron para promover la autonomía de Bachaquero como municipio, junto a los precursores Said Zambrano, Laura de Gil, Gonzalo Segovia, Agustín Cianci, Vicente Scionti, Celeste Faría y Giuseppe Maffei.

Afirma que la constancia y la dedicación fueron las mejores armas para establecer sus planes.

 “Tengo que seguir dando”

A propósito de sus 50 años al servicio de Dios, el padre Jesús Fernando Santamaría y con 77 años, aseguró en una entrevista exclusiva con #RaúlArroyoValeraNoticias que se siente satisfecho de su labor pastoral, pero percibe que todavía siente la fuerza para seguir dando más por Bachaquero.

A pesar de estar jubilado como párroco de la iglesia San José Obrero desde el 8 de marzo de 2020, el padre Santamaría sigue más activo que nunca apoyando a otros párrocos de Valmore Rodríguez en el quehacer religioso, pues reafirma que su misión no ha terminado.

La comunidad es testigo de su trabajo pastoral incansable en la tierra de los bachacos, cuando no está predicando en sectores rurales está sirviendo un plato de sopa para las personas más vulnerables y afectadas por las crisis económica y social por la cual atraviesa Venezuela.

La huella religiosa del padre Jesús Santamaría quedará intacta e imborrable en la sociedad valmorense, ya que su último deseo es morir en Bachaquero y que su cuerpo repose en el templo que fundó hace cuatro décadas con el apoyo de sus fieles amigos y amigas.

Mensaje claro y contundente

Para nadie es un secreto los momentos difíciles por lo que padece Venezuela. Ante este panorama, el padre Jesús Santamaría transmite un mensaje contundente en nombre de Dios.

“Dios nos da fuerza para soportar duras pruebas, por lo tanto, tienen que acercarse a él para que les dé fortaleza y consuelo, así como también ser más solidarios entre nosotros mismos y ser más caritativos”, fue el mensaje de Santamaría para toda la feligresía que le rinde tributo.

Asegura que los milagros existen, pero para que esta manifestación de fe se dé la feligresía debe poner de su parte.  

Ser sencillo y amigable con las personas son las cualidades que lo ayudaron a ganarse el cariño de todo un pueblo que todavía lo recuerdan por su especial poder para difundir la palabra de Dios que llega a los corazones de la gente.

“Nuca me iré de Bachaquero”, exclamó “El Padre”, como le suelen decir cientos de personas en el municipio Valmore Rodríguez. 

Redactor: Raúl Arroyo Valera | @arroyoraul30

Colaborador: Jesús Flores

Fotos: Parroquia San José Obrero 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.