Noticias Col
domingo, 09 de mayo del 2021
Noticias Col

Crisis de gasolina en Zulia paraliza un 80% del sector privado de salud

Los servicios médicos del sistema de salud privado zuliano no operan al 100% debido a las fallas en la distribución de combustible que hay en el estado Zulia. Esta situación médica se inició cuando comenzó la cuarentena social, el 16 de marzo, para prevenir la propagación de la enfermedad COVID-19.

La directora del Colegio de Médicos del estado Zulia, Dianela Parra, estimó que un 80% de los servicios médicos que ofrecen clínicas, laboratorios e instituciones de salud privada están paralizados y afectados por causa de la escasez de la gasolina.

Parra informó que en las clínicas se mantienen operativas las emergencias y que la mayoría de los servicios de consulta están suspendidos porque los médicos no tienen la forma de trasladarse hasta los consultorios. Incluso señaló que hay centros de salud privados que redujeron el horario de los laboratorios a tres días por semana y a medio turno.

«Es un daño grave que se hace porque al menos 70% de la población no se asiste del sistema público de salud, sino del privado. Hay laboratorios privados que han cerrados sus puertas y clínicas que no ofrecen consultas», dijo Parra en entrevista telefónica con El Pitazo.

Las autoridades de la Gobernación de Zulia, junto a las de la Zona de Defensa Integral (Zodi), controlan el despacho de combustible en el estado, que se destina para surtir a los vehículos que prestan servicios de primera necesidad, como agua, alimentación, electricidad, telecomunicaciones, seguridad y salud.

Pero no a todo el personal de salud se le asiste con el combustible. La atención llega principalmente a quienes laboran en los hospitales y ambulatorios del sector público. Médicos del Hospital Universitario de Maracaibo, centinela para atender los casos de COVID-19, confirmaron a El Pitazo que sí le surten de combustible al personal, aunque a veces no alcanza para todos los que laboran en el centro de salud.

Dianela Parra denunció que uno de los grupos más afectados son los médicos rurales, que deben trasladarse a zonas lejanas y no tienen la manera de hacerlo. «Esto es nocivo para la población, porque se quedan sin asistencia médica», agregó.

Las clínicas privadas que ofrecen seguros médicos optaron por ofrecer consultas telefónicas mientras dure la cuarentena y debido a la escasez del combustible.

El servicio de transporte público privado fue prohibido durante la cuarentena. Las autoridades de las alcaldías de Maracaibo y San Francisco destinaron buses para atender la movilidad en ambos municipios, con rutas que llevan hasta los principales centros hospitalarios. El sistema de transporte es usado también por ciudadanos que tratan de movilizarse para hacer compras en el centro de la ciudad.

La presidenta del Colegio de Enfermería, Hania Salazar, destacó la intención de los alcaldes de diseñar las rutas hospitalarias, pero advierte que no es 100% efectivo ya que la frecuencia con la que pasan las unidades es tardía.

Salazar señaló que hay enfermeros a quienes les toca caminar para llegar a su puestos de trabajo. «Eso ya venía sucediendo, pero ahora se intensifica porque no hay transporte público y algunos carros que trabajan cobran 50.000 bolívares el pasaje», comentó la gremialista.

Hania Salazar pidió a las autoridades garantizar el traslado del personal de enfermería. «Nos interesa que trasladen al personal desde su residencia hasta el centro hospitalario y que además le den las garantías de alimentación y seguridad que necesita para atender la situación actual», apuntó.

El Pitazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *