martes, 02 de junio del 2020
Noticias Col

CIUDAD OJEDA| Familiares, voluntarios y comerciantes reparan maquinas de hemodiálisis del hospital

Un grupo de familiares de pacientes renales, junto a voluntarios y comerciantes, unieron esfuerzos para reparar seis máquinas de hemodiálisis en el hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda, en el estado Zulia. La unidad tendrá 13 máquinas operativas para atender a 70 pacientes, desde este lunes, 18 de mayo.

En el centro solo funcionaban siete equipos desde enero, dos de ellos con deficiencia de presión, pero con la revisión realizada se logró habilitar 13 máquinas de hemodiálisis. La puesta en funcionamiento de los equipos permitirá dializar a los pacientes asignados a la unidad y que cumplan con su tratamiento sin reducción de horario.

La reparación de las seis máquinas, según explicó uno de los familiares, quien prefirió omitir su nombre, se logró con la participación de dueños de ferreterías, técnicos y la Fundación Sonrisa, quienes colaboraron con suministros y realizaron la inspección de los equipos dañados.

Después de los trabajos realizados, se logrará mantener el cronograma de diálisis de tres veces por semana que reciben los pacientes. La terapia es el único método de depuración del organismo que puede mantenerlos con vida, señalaron sus familiares.

El Pedro García Clara es el único hospital de la Costa Oriental del Lago que está adscrito al Instituto Venezolano del Seguro Social (Ivss), donde la mayoría de los pacientes residen en los municipios Lagunillas, Simón Bolívar, Baralt y Valmore Rodríguez.

Otras denuncias

En marzo, un grupo de pacientes denunciaron que se quedaban sin diálisis por falta de gasolina, ya que militares se negaban a surtir combustible, aunque presentaban un informe médico. También reportaron que los pacientes foráneos de los municipios Valmore Rodríguez y Simón Bolívar no tenían transporte para movilizarse.

Después de la denuncia, la Alcaldía de Lagunillas habilitó un bus que se encarga de movilizar a los pacientes renales desde sus casas hasta la unidad de diálisis. Aunque algunos, por sus condiciones, no pueden trasladarse y sus familiares deben gestionar transporte privado.

El Pitazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *