Noticias Col
miércoles, 06 de diciembre del 2023
Noticias Col

China da luz verde a medicamento con bilis de oso para tratar a pacientes de COVID-19

China dio luz verde a un medicamento a base de bilis de oso para tratar a pacientes víctimas de la covid-19, avivando la controversia sobre los plantígrados criados con este objetivo.

Desde hace tiempo, asociaciones ecologistas denuncian el destino que se reserva en China a miles de osos, inmovilizados en estrechas jaulas, donde su abdomen es perforado por un cat√©ter unido a su ves√≠cula para extraer as√≠ bilis.

La bilis es vendida por las cualidades terapéuticas que se le atribuyen en la medicina tradicional. Supuestamente ayuda a regular el colesterol o a disolver cálculos biliares y renales.

Pero esta sustancia, cuya eficacia es controvertida, est√° ahora incluida en las recomendaciones m√©dicas agregadas por Pek√≠n al arsenal de lucha contra el nuevo coronavirus.

El ministerio chino de Salud recomend√≥ el mes pasado una inyecci√≥n llamada ¬ęTan Re Qing¬Ľ, compuesta de bilis de oso pero tambi√©n de polvo de cuerno de cabra y de extractos de plantas, para los pacientes gravemente afectados.

El r√©gimen del presidente Xi Jinping, que alienta la fibra nacionalista, elogia desde hace a√Īos las virtudes de la farmacopea tradicional frente a la medicina occidental, y en este caso muy especialmente en el marco de la lucha contra la covid-19.

El Tan Re Qing est√° indicado para el tratamiento de enfermedades respiratorias, en especial la neumon√≠a, seg√ļn su fabricante el laboratorio Kaibao de Shanghai.

Pero para la asociaci√≥n Animals Asia Foundation (AAF), recurrir a las bilis contra la epidemia es a la vez ¬ętr√°gico y contradictorio¬Ľ, pues China acaba de prohibir el comercio de animales salvajes con fines alimentarios, como reacci√≥n a la aparici√≥n del virus.

√Čste fue detectado a fines de 2019 en un mercado de Wuhan (centro), donde se comercializaban especies salvajes.

‚Äď Especie en peligro ‚Äď

Brian Daly, portavoz de AAF, teme que esta recomendaci√≥n oficial de Pek√≠n aumente la amenaza que pesa sobre el oso negro de Asia, especie en peligro.

¬ęPromover el recurso a la bilis de oso corre el riesgo de traducirse en un aumento de la vol√ļmenes extra√≠dos, no solamente en detrimento de los osos en cautiverio sino tambi√©n de los que est√°n en libertad¬Ľ explica a la AFP.

La producción de bilis de oso es legal en China pero su exportación está prohibida por la Convención sobre el comercio internacional de especies de fauna y flora salvajes amenazadas de extinción (CITES).

Pero unos 20.000 plant√≠grados est√°n abocados en China a proporcionar su bilis para un mercado farmac√©utico evaluado en m√°s de 1.000 millones de d√≥lares por a√Īo, seg√ļn Kirsty Warren, portavoz de la Sociedad mundial de protecci√≥n de animales.

El principio activo de la bilis de oso, a saber el ácido biliar ursodiol, puede ser producido químicamente en laboratorio, recuerda Richard Thomas, de la Asociación Traffic

Por tanto ¬ęno hay ninguna raz√≥n para incorporar la bilis de oso¬Ľ en medicamentos, agrega.

Además del riesgo sanitario que plantea el comercio de la fauna, la protección de los animales se impone no obstante cada vez más en China.

A las puertas de  Hong Kong, la metr√≥polis gigante de Shenzhen acaba de prohibir esta semana el consumo de carne de perro y gato.

Seg√ļn la asociaci√≥n Humane Society International, Shenzhen es la primera ciudad de China en adoptar semejante medida. No menos de 10 millones de perros y 4 millones de gatos son abatidos cada a√Īo en el pa√≠s por su carne, seg√ļn la asociaci√≥n.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
En que podemos ayudarte?