Noticias Col
miércoles, 22 de septiembre del 2021
Noticias Col

CABIMAS: Se agudiza el servicio de transporte público ante escasez de gasolina

En Cabimas: Se agudiza el servicio de transporte público ante escasez de gasolina

El caos se hace presente en el municipio Cabimas durante las llamadas “horas pico” es decir, de 7 a 8 de la mañana, de 11 am a 1 de la tarde y de 5 a 7 pm, en vista de la ausencia de unidades de transporte de pasajeros, las cuales se mantienen varadas en las colas para abastecerse de combustible.

A pesar de los anuncios del gobierno regional de la llegada de buques con combustible, las colas no cesan en las Estaciones de Servicios; son horas y días donde los trabajadores del volante y choferes particulares pernoctan con la finalidad de garantizar los litros de gasolina que sus unidades requieren.

En lo que se refiere al municipio Cabimas, son un total de 17 rutas que conforman el transporte urbano, desde el año pasado, las mismas se han reducido a más de la mitad, en primer lugar la falta de repuestos como cauchos, aceites y piezas automotoras, a lo que después se le sumó la evidente escasez de gasolina, que se inició desde el mes de septiembre y que cada día se agudiza más, generando la paralización por completo de las mencionadas líneas, obligando a los usuarios a caminar varios kilómetros o buscar rutas alternativas para poder llegar a sus sitios de trabajo, estudio, área comercial, entre otros destinos.

Aumentos compulsivos de pasaje
Los usuarios del transporte público de Cabimas, también se ven afectados por el aumento compulsivo que se hace en la tarifa del transporte, la cual en el mes de diciembre previo acuerdo entre la Dirección Municipal de Transporte, INTT, Sindicato de Transporte y presidente de líneas se acordó establecer en 4 mil bolívares el pasaje en carros por puesto, mientras que buses y microbuses el mismo sería de 3 mil bolívares.

Sin embargo, pasadas las fiestas decembrinas y como parte del cobro navideño, las tarifas no se mantienen en ese monto, algunos choferes de manera inconsulta han decidido aumentar el pasaje al manifestar que pasan demasiado tiempo en una cola por combustible y que la misma la deben cancelar en divisa americana.

La matraca por parte de funcionarios castrenses, de los despachadores de las bombas no les permite continuar con un pasaje de 4 mil bolívares, por lo que ya muchos subieron la cuota a 5 y hasta 6 mil bolívares, según sea el destino.

En Cabimas fue asignada una Estación de Servicio para el transporte público, pero la situación no mejora, se da la corrupción y cuando la cisterna con el producto no llega, el chofer pierde un día y hasta dos días de trabajo, dijo José Tigrera, chofer particular que realiza la ruta Ambrosio.

Para Angélica Castro, ama de casa, madre de dos hijos en edad escolar, es imposible continuar con esta situación, aquí los choferes cobran a su antojo y a los estudiantes los obligan a pagar completo, de lo contrario no los llevan.

Un “ pico y placa” que no funciona
En menos de un mes de su puesta en ejecución las colas continúan y el plan de distribución de gasolina es un verdadero fracaso.

Llenar de combustible las unidades automotoras se ha convertido en una verdadera odisea, hay que llenarse de valor, de coraje y de mucha paciencia para soportar las largas e interminables colas de horas y días, donde los más beneficiados son los bachaqueros y los funcionarios castrenses, según el decir común de los usuarios de las estaciones de servicio.

A diario son más el número de estaciones de servicio que dejan de funcionar por no contar con el combustible; a pesar de los reiterados anuncios que realiza el gobierno regional, sobre la llegada de buques cargados de gasolina.

Las quejas, el malestar colectivo se pone de manifiesto entre los conductores que logran permanecer hasta 72 horas en una infernal cola y cuando ya están cerca del despachador, les informan que la gasolina ya se acabó.

Esta situación genera la ira y la cólera entre los presentes que se sienten engañados con este «Plan Pico y Placa», diseñado por el gobierno del Zulia, que no es más que un nuevo fracaso de “la revolución”, como lo dice a todo pulmón, José Escalante, quien con sus pies hinchados de la larga espera se va con su coraje a su casa a esperar nuevamente su turno para tanquear, ya que los bachaqueros y los uniformados militares son los únicos beneficiados

A solo 20 días del plan de distribución de gasolina por número de placa, no solo las colas se incrementaron, sino que las cisternas de combustible no están llegando oportunamente a las estaciones de servicio.

Trabajadores del volante, choferes particulares, amas de casa, profesionales que se ven sometidos a esta pesadilla en el llamado estado petrolero, no justifican este tipo de hecho, al cual han calificado de un total fracaso. “Cada vez llega menos gasolina, los días se vuelven interminables e improductivos, las colas crecen y el único beneficiario es aquel que cuenta con “los verdes” para pasar por las colas VIP, que todos conocen desde el gobernador hasta la alta jerarquía militar”.

Días enteros y los carros varados es lo que se puede observar a lo largo y ancho de las diferentes calles y avenidas donde se ubican las estaciones de servicio, choferes somnolientos, malhumorados, hambrientos y sedientos luego de una larga y ardua jornada de espera para adquirir el combustible.

El gobierno regional también había anunciado que quedaba totalmente prohibido pernoctar en las estaciones de servicio, después de las 9.00 de la noche. Todo eso ya se olvidó. Aquí en la colas hay carros con terminaciones en pare e impares que no pueden salirse de la misma por que el día que les tocaba no llegó el combustible y este tiempo invertido quién se los repone, es la pregunta que muchos se hacen.

Justo Zabala, comerciante , manifiesta que el descontento es popular y se hace sentir en todos los estratos, el área comercial de Cabimas es una muestra de la soledad reinante, de la falta de transporte y de dinero circulante, no se ve una solución a este grave problema, donde la solución está en manos de las autoridades y gobernantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *