Noticias Col
jueves, 24 de junio del 2021
Noticias Col

Diputado Omar Ávila: De lo regalado, solo queda ruinas

“No es con controles, expropiaciones, ni con sanciones que se va a lograr solventar la crisis económica que sufre el país”

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, felicitó a los Trabajadores en su Día, y señaló que el gobierno de Nicolás Maduro pretende seguir engañando a los trabajadores venezolanos haciéndoles creer que el Estado les proporciona bienes y servicios como parte del salario.

“Hoy 1°de Mayo, aunque no hay razones para celebrar, quiero felicitar a los trabajadores en su día; y aprovecho la ocasión para aclarar, que aunque voceros del gobierno quieran seguir justificando lo injustificable al afirmar que el salario real del venezolano no son 4$, sino que es mucho más porque se mantienen los subsidios al 100% -o casi-, la verdad es que la salud, el agua, la electricidad, la gasolina, el gas, la educación, el Metro, los Clap, ni les llega a todos los venezolanos, ni de manera constante, y lo más importante, en su mayoría no funcionan, todos escasean; de lo regalado solo queda ruinas”, afirmó Ávila.

Agregó que para nadie es un secreto que no hay gasolina, que los hospitales están sin insumos, que las fallas en los servicios públicos son cada vez más graves, que hay sectores que llevan años sin recibir una sola gota de agua. “Hay estados como el Zulia, donde se producen alumbrones, no apagones, ya que es mayor el tiempo que pasan sin energía eléctrica; los Clap no solo no llegan de manera regular, sino que cada vez traen menos productos, en fin, ese no puede ser el pretexto, para fijar el salario en la pírrica suma -por ahora- de 4 dólares. Y digo por ahora, porque en un abrir y cerrar de ojos, vamos a tener un dólar a 400 mil bolívares y el salario se verá reducido a 2$”.

En ese particular, en nombre de la organización política que representa, Unidad Visión Venezuela, se solidarizó con todos los sectores económicos del país, y llamó la atención al régimen sobre las últimas medidas adoptadas. “El control de precios consideramos que es una medida demagógica y nociva para la economía; un Estado con política económica seria, se dedica a promover inversiones, romper monopolios o carterización de precios y distribución de productos, así como una buena defensa de los derechos laborales”.

Aseveró que los venezolanos están conscientes de que el gobierno, con sus políticas de control alimentario, no ha podido en estos veinte años llegar al nivel de productivo de las Empresas Polar. “Los venezolanos tenemos el derecho a exigir la productividad de las 18 plantas de procesamiento de maíz y de otros rubros que se han convertido en un nicho de corrupción y demagogia a costa del estómago desnutrido de los venezolanos. Ya que han sido tan incapaces en materia productiva, no les quedará otra que recurrir a la verdadera clase productiva del país, aquella que no lava capital, sino que produce con el sudor de la frente de los venezolanos. Esa si sería una medida acertada, no tratar de imponer controles con precios absurdos.Es decir, no es con más controles, es con más producción como se puede superar la crisis”.

También consideró propicia la ocasión, para recordar que Venezuela lleva 15 años de controles de precios y cambio, que lo único que logró fue más inflación, devaluación, desinversión y escasez. “El año pasado al decidir liberar de facto, vimos que se regularizó el abastecimiento, que aun cuando seguimos en hiperinflación, la misma comenzó a mermar, con lo cual no queda la menor duda que esa es la estrategia adecuada que debe reforzarse”.

En resumidas cuentas, Ávila cuestionó, que si fracasaron estas políticas, con dólares y petróleo, “cuál va a ser el resultado ahora, con el nuevo mantra de moda: ocupación temporal, venta supervisada y precios acordados. Eso no va a funcionar”.

A juicio del también diputado a la Asamblea Nacional, la fijación de precios en dólares reconoce que el bolívar ya no cumple funciones básicas de intercambio, reserva de valor y cuenta. “En otras palabras, tenemos una moneda inservible que no tiene valor, por lo cual el problema no es el salario, sino la moneda, y no es quitando ceros al bolívar, ni con expropiaciones, ni con sanciones, que se va a lograr solventar la crisis económica que sufre Venezuela”.

En ese orden de ideas, propuso algunas medidas económicas que se pueden ejecutar de inmediato y que no cuesta un solo bolívar: Pagar las deudas de las empresas del Estado con sus acciones y reducir el encaje bancario para restablecer el crédito bancario. “Recuerden que no va a haber aumento de sueldo que valga, mientras no se logre controlar la hiperinflación, así que lo primero que debemos de tener claro es que el problema no es que el aumento sea pírrico, siempre va a ser insuficiente, mientras no se pare la inyección de dinero inorgánico a la economía nacional”. Concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *