Noticias Col
martes, 25 de enero del 2022
Noticias Col

Las enfermeras venezolanas evalúan una renuncia colectiva si el gobierno de Nicolás Maduro no aumenta los sueldos

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, encabezó una protesta junto a representantes de 25 organizaciones de enfermería del país y entregaron a la oficina de la Vicepresidencia una carta en la que exigen que el aumento de sueldo sea de 120 dólares mensuales, caso contrario renunciarían.

En el documento exigimos el incremento del salario a los enfermeros a 120 dólares al mes o su equivalente en bolívares, o 2,5 petros. Debemos dejar de ganar 20 dólares al mes”, expresó Contreras, de acuerdo a lo que consignó el periódico El Nacional.

Y agregó: “Es lo justo, pues no tenemos ningún tipo de incentivo en nuestro trabajo. No tenemos insumos médicos quirúrgicos, medicinas, equipos de bioseguridad anticovid, uniformes… Además, en la mayoría de los centros de salud en donde laboramos hay escasez de agua y la higiene no puede mantenerse, con lo que corre riesgo la vida de nuestros agremiados”.

Luego de la protesta, Contreras manifestó en Twitter: “La situación económica para Enfermería, así como para los demás trabajadores venezolanos, está en niveles insostenibles. No somos prioridad en las agendas políticas, por eso como personal esencial nos estamos organizando para exigir al Estado que asuma su responsabilidad. Sueldo digno”.

En la protesta, la presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas también dijo que en algunos hospitales “se está pagando en efectivo un bono COVID por un monto de 100 dólares al mes al personal que trabaja en áreas críticas”. Sin embargo, exigió que “ese bono sea para todos”.

Por último, advirtió que, “de no haber una pronta respuesta a los requerimientos, se producirán renuncias masivas”.

“Las 25 organizaciones gremiales que agrupan a los enfermeros de Venezuela nos veremos obligados a renunciar al trabajo en el sector público. No podemos seguir ganando el equivalente a 20 dólares por mes o menos”, agregó; al tiempo que recordó que “nuestra gente ha emigrado, ha hecho trabajos en paralelo a su labor en el sector público para poder sobrevivir. Exigimos al Estado, que es el que maneja la nómina del sector público, que ajuste los ingresos o nos veremos en la obligación de renunciar a nuestros puestos de trabajo. Hay quien no tiene ni pasaje, ni comida, ni uniformes para poder acudir a su trabajo. Esto se tiene que terminar”, concluyó.

Con información de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *