lunes, 30 de noviembre del 2020
Noticias Col

¡ENTÉRATE AQUÍ! La enfermedad sexual que cada vez es más difícil controlar con antibióticos

Tan solo en Estados Unidos se ha observado un incremento del 67% en los contagios entre el 2013 y el 2017, lo que habla de la poca atención que miles de personas ponen a su sexualidad y a la protección a la hora de sostener relaciones sexuales.

Mucho se ha dicho que esta enfermedad puede evitarse teniendo sexo seguro, es decir, usando condón en cada uno de los encuentros íntimos, pero los investigadores coinciden en que es evidente que se requieren más intervenciones y más educación sexual en la población.

¿MITO O REALIDAD?

En lugares como México donde aún se ve a la sexualidad como un tabú, como un tema que muchas veces no se trata por pena, el peligro podría ser mayor, pues la poca o nula información nos convierte en blanco fácil de esta y otras enfermedades, algunas de las cuales pueden resultar letales.

El Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos ha determinado que es urgente trabajar en nuevos medicamentos que aborden la bacteria con más fuerza para que el paciente pueda lograr una recuperación completa.

Es de suma importancia que al iniciar un tratamiento de estos se sigan las instrucciones al pie de la letra, pues muchas veces al dejar de experimentar síntomas terminamos la ingesta de medicamentos antes de tiempo, lo que resulta contraproducente, pues evitamos que la enfermedad desaparezca.

LA GONORREA EN MÉXICO

La gonorrea es la segunda enfermedad de transmisión sexual que se transmite con mayor frecuencia. En México se estima que el 30% de la población de entre 18 y 30 años de edad ha sufrido alguna ETS, señala el Instituto Mexicano del Seguro Social, es superada solamente por el Virus del Papiloma Humano.

En casos de gonorrea el periodo de incubación de la bacteria es de 1 a 14 días. El sistema de salud Mexicano fue alertada de la resistencia de la bacteria de gonorrea al tratamiento médico desde marzo del 2018, por lo que ya han tomado cartas en el asunto y dictado protocolos nuevos de tratamiento. Consulta a tu médico para más detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *