Noticias Col
domingo, 19 de mayo del 2024
Noticias Col

Descubren una fuente inesperada de rejuvenecimiento cerebral: el trasplante fecal

Algunas personas practican la solidaridad al donar sangre para salvar vidas. Tambi√©n se puede donar en vida m√©dula √≥sea, un ri√Ī√≥n, piel o h√≠gado. Recientemente, se sumaron los trasplantes de materia fecal para ayudar a personas con enfermedades intestinales que no han conseguido buenas respuestas con otros tratamientos. Una investigaci√≥n en ratones que se desarroll√≥ en Irlanda abri√≥ ahora otra posibilidad: ¬ŅPodr√≠a el trasplante fecal a partir de personas j√≥venes rejuvenecer el cerebro de los mayores?

Si bien se trata solo de un estudio realizado en animales en el laboratorio, los resultados -que fueron publicados en la revista Nature Aging- demuestran que los ratones mayores tuvieron algunos cambios en el cerebro que los acercaron a los m√°s j√≥venes. Son tambi√©n una evidencia de las interacciones que ocurren entre lo que pasa en el sistema digestivo y en el cerebro.

Hoy la comunidad cient√≠fica sabe m√°s sobre lo que antes se conoc√≠a popularmente como la ‚Äúflora intestinal‚ÄĚ. Pero ya ni se habla de ‚Äúflora‚ÄĚ. Porque gracias a la secuenciaci√≥n gen√≥mica, investigadores han descubierto que las comunidades de microorganismos en el interior del cuerpo de cada persona, que son conocidas como el microbioma humano, influyen mucho m√°s de lo que se hab√≠an imaginado. Son parte integral del eje intestino-cerebro: modulan la fisiolog√≠a del cerebro durante todas las etapas de la vida en la salud y la enfermedad.

Esa poblaci√≥n de microorganismos desempe√Īa un papel clave en el mantenimiento de la salud. Cuando se altera, puede provocar graves problemas. Por ejemplo, en algunas personas se pierde diversidad en la microbiota intestinal y hay m√°s riesgo de que desarrollen la infecci√≥n por Clostridioides difficile. Algunos pacientes no responden bien al tratamiento con medicamentos o tienen infecciones recurrentes. En ellos se empez√≥ a realizar el trasplante de materia fecal a partir de la donaci√≥n de personas sanas que dan su consentimiento para ayudar a los pacientes. Se hace en diferentes pa√≠ses del mundo, incluyendo M√©xico, Brasil y la Argentina.

En ese contexto, los cient√≠ficos del Departamento de Anatom√≠a y Neurociencia del Colegio Universitario Cork y otras instituciones cient√≠ficas de Irlanda quisieron estudiar qu√© impacto pod√≠a tener el trasplante de material fecal en el cerebro. Encontraron que la intervenci√≥n con trasplante de parte del microbioma desde los ratones j√≥venes a ratones viejos puede hacer retroceder parcialmente el reloj del cerebro que envejece.

Los cient√≠ficos tomaron muestras fecales de ratones de 3 a 4 meses. Es decir, que eran animales adultos j√≥venes, y las trasplantaron a animales de 20 meses. Lo hicieron al alimentar a los ratones viejos con una papilla de heces mediante una sonda dos veces por semana durante 8 semanas. Como controles, otros ratones viejos recibieron trasplantes de otros ratones viejos, y hubo ratones j√≥venes que recibieron trasplante de otros j√≥venes.

Como consecuencia, se observ√≥ que los microbiomas intestinales de los ratones viejos que recibieron microbios de los j√≥venes empezaron a parecerse m√°s los de los m√°s j√≥venes. Tambi√©n se produjeron cambios en el cerebro. El hipocampo de los ratones viejos, que es una regi√≥n del cerebro asociada al aprendizaje y la memoria, se volvi√≥ m√°s similar f√≠sica y qu√≠micamente al de los ratones j√≥venes.

Los ratones viejos que recibieron material fecal de ratones j√≥venes tambi√©n aprendieron a resolver laberintos m√°s r√°pidamente y recordaron mejor el trazado del laberinto en intentos posteriores. Ninguno de esos cambios se observ√≥ en los ratones viejos a los que se les administraron heces de ratones viejos. Aunque los cient√≠ficos reconocieron que despu√©s del trasplante, los m√°s viejos no se volvieron m√°s sociables, un punto que hab√≠an pensado porque hay estudios previos que asocian al estado del microbioma con m√°s interacci√≥n social.

Tras los resultados, el doctor John Cryan, l√≠der de la investigaci√≥n en Irlanda, se√Īal√≥: ‚ÄúEs casi como si‚Ķ pudi√©ramos pulsar el bot√≥n de rebobinado en el proceso de envejecimiento‚ÄĚ. Si bien reconoci√≥ que era solo un experimento en animales, sostuvo que ofrece una esperanza. ‚ÄúLo bueno de tu microbioma -a diferencia de tu genoma- es que puedes cambiarlo‚ÄĚ, resalt√≥.

¬ŅCu√°n lejos est√° la humanidad de rejuvenecer el cerebro con los trasplantes fecales? Tres investigadores en gastroenterolog√≠a y neurociencias contestaron a Infobae, y coincidieron en afirmar que aunque el experimento parezca muy futurista podr√≠a llegar a ser una opci√≥n viable en alg√ļn momento.

Carlos Waldbaum, de la divisi√≥n Gastroenterolog√≠a del Hospital de Cl√≠nicas Jos√© de San Mart√≠n de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ha realizado 60 trasplantes fecales en pacientes en la Argentina desde 2017 bajo diferentes protocolos de investigaci√≥n. Contest√≥ a Infobae: ‚ÄúExisten evidencias que apoyan la relaci√≥n entre la microbiota y el sistema nervioso central. Pero a√ļn queda por establecer su papel en la patogenia de algunas de las m√°s prevalentes enfermedades neurol√≥gicas. Por ahora, la √ļnica indicaci√≥n validada que se ha incorporado en la pr√°ctica cl√≠nica del trasplante de microbiota fecal es la infecci√≥n por Clostridioides difficile, y a√ļn las agencias de salud no terminan de definir el car√°cter de este tratamiento‚ÄĚ. En noviembre del a√Īo pasado, el doctor Waldbaum public√≥ con su equipo un trabajo sobre su experiencia en trasplantes fecales en la revista Medicina.

Durante los √ļltimos diez a√Īos, ‚Äúhan aumentado las evidencias a trav√©s de diferentes l√≠neas de investigaci√≥n en el mundo sobre la interacci√≥n entre la microbiota intestinal y su impacto en el sistema inmune, nervioso y metab√≥lico del ser humano. Todo ha motivado a numerosos cient√≠ficos ha explorar el papel del trasplante fecal m√°s all√° de la gastroenterolog√≠a, pero a√ļn falta recorrer un camino‚ÄĚ, se√Īal√≥ Waldbaum.

En tanto, Agust√≠n Ib√°√Īez, director del Centro de Neurociencia Cognitiva de la Universidad San Andr√©s en Argentina, y del Instituto Latinoamericano de Salud Cerebral (BrainLat), con base en la Universidad Adolfo Ib√°√Īez, en Chile, coment√≥ a Infobae: ‚ÄúEl estudio de los investigadores de Irlanda es buen√≠simo. Proponen que el trasplante fecal tiene un impacto en el hipocampo del cerebro, con cambios en la conducta cognitiva‚ÄĚ. Aunque el investigador tambi√©n consider√≥ que el rebobinado del cerebro no ser√≠a total.

‚ÄúHoy sabemos que la microbiota tiene su impacto en el desempe√Īo cognitivo y la salud cerebral. Pero se trata de un proceso muy complejo y hay una gran heterogeneidad en las microbiotas de las personas. Considero que falta m√°s investigaci√≥n para que el trasplante fecal sea un tratamiento m√°s estandarizado y eficiente en general‚ÄĚ, afirm√≥ Iba√Īez.

‚ÄúLa declinaci√≥n cognitiva e inmunol√≥gica se asocia con la alteraci√≥n de la microbiota intestinal en el envejecimiento. Por esto, el trasplante fecal podr√≠a llegar a ser una opci√≥n en el futuro. Considero que est√° muy bien hecho el estudio en Irlanda. Pero se deber√° demostrar su eficacia y seguridad con ensayos cl√≠nicos para indicarlo en seres humanos‚ÄĚ, opin√≥ Pablo Bagnati, del Servicio de Neurolog√≠a Cognitiva de Fleni en Argentina. ‚ÄúHoy hay mucha investigaci√≥n que apunta al bienestar de las personas a medida que pasa el tiempo. Se sabe que las personas pueden ser protagonistas de su propio envejecimiento. Antes, no sab√≠amos que el 40% de las demencias se pueden prevenir‚ÄĚ, resalt√≥ Bagnati.

En la actualidad, el 5% de los adultos mayores tiene un ‚Äúenvejecimiento exitoso‚ÄĚ, explic√≥ Bagnati. ‚ÄúSon personas mayores que tienen rendimiento psicof√≠sico similar a personas menores de 50 a√Īos. Han heredado genes longevos y no tienen las enfermedades prevalentes del envejecimiento t√≠pico‚ÄĚ, precis√≥. ‚ÄúPero la gran mayor√≠a de las personas mayores tienen el llamado envejecimiento t√≠pico, con una o m√°s enfermedades prevalentes, como hipertensi√≥n arterial, colesterol elevado, diabetes, artrosis o glaucoma, entre otras‚ÄĚ, agreg√≥.

Todas las personas mayores puede adoptar vivir un ‚Äúenvejecimiento saludable‚ÄĚ, subray√≥ el doctor Bagnati, y record√≥ que la Comisi√≥n impulsada por la revista The Lancet dedicada a la demencia puntualiz√≥ cu√°les son los factores que hay que tener en cuenta: buen control de la hipertensi√≥n, colesterol, glucemia, del sobrepeso y la obesidad, y evitar consumo de tabaco. Adem√°s, hay que realizar m√°s actividades de aprendizaje, adoptar una actividad social integrada, evitar el consumo excesivo de alcohol y el sedentarismo, controlar la depresi√≥n y otros trastornos de la salud mental, y prevenir el traumatismo de cr√°neo.

La exposici√≥n a contaminantes ambientales tambi√©n puede interferir en un proceso de envejecimiento saludable, indic√≥ el doctor Bagnati.¬†Si se tiene en cuenta a los diferentes factores que influyen en el envejecimiento, hoy trabajar para controlarlos implica tanto un esfuerzo individual como comunitario.¬†Exige pol√≠ticas p√ļblicas de salud, que incluyan medidas como la reducci√≥n de las emisiones contaminantes. La vida humana tiene a√ļn un l√≠mite en cantidad de a√Īos, pero los √ļltimos no tienen por qu√© vivirse sin bienestar.

Síguenos en nuestro  Instagram, Twitter, Facebook y YouTube recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
En que podemos ayudarte?