Noticias Col
jueves, 23 de septiembre del 2021
Noticias Col

ASÍ ERA LA COL: Cabimas y sus casas viejas, que se rersisten a morir

A pasar del tiempo aun en Cabimas se pueden observar muchas Casas Viejas que no solo guardan recuerdos e historias, sino que aun albergan generaciones de quienes fueron sus primeros habitantes.

Casa de Judith Garcia

Se construyó hace cien años. Representa los orígenes de Cabimas y forma parte de la tradición de la comunidad. Es una estructura conformada por dos cuartos, techo de madera y paredes de barro y caña.

La fachada tiene dos ventanas tipo balcón con protección de madera, dos puertas de madera y está pintada de colores muy vistosos.

asa de Lerida Quintero

Edificación civil de estilo antillano que tiene alrededor de cien años de construida. Fue realizada con el bahareque local que consiste en horcones de madera, caña brava, concha de coco y barro. El techo es de zinc con estructura de madera a cuatro aguas. Tiene una sala, una habitación, un pasillo cubierto y un gran patio trasero con árboles frutales.

La fachada principal muestra dos ventanas de madera protegidas por rejas y una puerta central también de doble hoja, todas delimitadas por pilastras planas que parten de un zócalo con relieves. Hoy constituye una muestra de la arquitectura que anteriormente predominaba en la ciudad de Cabimas.

Presenta regular estado de conservación. La autoridad municipal deberá iniciar un procedimiento para salvaguardar este bien o para obligar a su conservación, notificando al Instituto del Patrimonio Cultural sobre estas actuaciones.

Palafito del Sector Las Tierritas

Fue construido hace cien años aproximadamente. Mide 12 m de largo, 8 m de ancho y 3 m de alto. Posee sala, corredor, dos cuartos, un porche y un baño. La estructura de las paredes es de madera y lata galvanizada, techo de láminas de metal, piso de concreto y madera.

La fachada tiene forma de quinta, además de un muelle pequeño que también sirve de acceso. Se encuentra ubicado dentro del lago, entrando por el antiguo Banco Maracaibo.

Esta obra fue realizada por las empresas norteamericanas Mene Grande y Shell, para ser ocupada por los jefes de dichas empresas en el año 1914.

Es uno de los pocos palafitos existentes en Cabimas. La autoridad municipal deberá iniciar un procedimiento para salvaguardar este bien o para obligar a su conservación, notificando al Instituto del Patrimonio Cultural sobre estas actuaciones.

Villa Grasiela

Se estima que esta casa se construyó a finales del siglo XIX. La estructura es de concreto y barro, el techo fue reconstruido con láminas de metal a dos aguas, pero conserva los esquinales originales de madera.

La fachada principal muestra dos ventanas y una puerta central, todas con doble hoja de madera enmarcadas en molduras planas. Los frisos de esta fachada poseen un almohadillado plano, zócalo y banda con pétalos en el borde superior

La casa lleva por nombre Villa Grasiela y revela gran influencia de la arquitectura antillana. Es una de las más antiguas del barrio, razón por la cual es muy valorada por la comunidad. Presenta regular estado de conservación.

La autoridad municipal deberá iniciar un procedimiento para salvaguardar este bien o para obligar a su conservación, notificando al Instituto del Patrimonio Cultural sobre estas actuaciones.

Casa de María Jarri

Construcción civil que data de principios 1900. Está constituida por cuatro ventanas de madera de 1,5 m por 0,9 cm, todas tienen malla de metal por los laterales para protección.

El techo tiene soportes de madera y láminas de zinc, las paredes son de bahareque, el piso está elaborado con caña, tierra y barro. En la parte interna la conforman cuatro cuartos de 3 m por 4 m, cocina de 2 m por 3 m, sala de 4 m por 4 m y un baño con una altura de casi 5 m aproximadamente.

En la entrada hay dos puertas de madera para la entrada y salida, un patio pequeño de 4 m por 8 m. Esta vivienda es apreciada por la comunidad en general, ya que tiene un valor histórico del pasado y es referencia educativa para el futuro.


Casa de Mapuyesa

Construcción antigua, edificada aproximadamente en el año 1900. Es una de las primeras casas construidas en Cabimas que aún perdura en el tiempo. La primera dueña fue Prudencia Freites Navas.

Se caracteriza por tener techo de zinc a dos aguas, sujeto con listones de madera. Su estructura es de concreto armado, pero inicialmente era de barro.

En la parte frontal tiene dos ventanales de madera de dos hojas, con rejas de arabescos de color blanco localizadas a ambos lados de la puerta central de acceso.

La puerta principal es de doble hoja de madera. Fue construida en una parcela aislada circundada por grandes árboles y piso de arena. Está delimitada por una acera de cemento y reja.

Internamente tiene tres habitaciones, sala comedor y en la parte posterior hay una cocina y un corredor.

En el frente que da hacia la playa se encuentra una enramada a la que le dicen pruda, la cual es de zinc y palma de coco.

Primer Edicion Col

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *