miércoles, 02 de diciembre del 2020
Noticias Col

¿GOLPE EN BOLIVIA? Nuevo comandante de la Policía de Santa Cruz también se rebela contra Evo Morales

La crisis política en Bolivia crece, la tensión sube y los grupos de presión se configuran en torno a un conflicto en el que la prioridad de la sublevación social es sacar al presidente Evo Morales del poder. A pesar de que el mandatario indígena tiene el respaldo de las Fuerzas Armadas, ese apoyo se evidencia como parcial, puesto existe presión en las cadenas de mando de los cuerpos de seguridad, en especial la Policía.

En la puerta del Comando Departamental de la Policía y ante una multitud, el recientemente designado comandante departamental de la Policía, Miguel Mercado, expresó su apoyo a los policías amotinados contra Evo Morales. Según detalló el diario El Deber, Mercado aseguró: “Estamos con el motín, estamos con la tropa”.

Esta sublevación masiva se da en medio de una fuerte conmoción social en la capital del país, La Paz, donde la población civil, sindicatos y partidos de izquierda le dieron un ultimátum de 48 horas al líder opositor Camacho, aliado del ex candidato presidencial Carlos Mesa (quien denunció fraude en la elecciones) para abandonar la capital boliviana

Minutos antes, aseguró que la crisis boliviana necesita “una solución política no por una acción policial”. “Estamos esperando que las negociaciones ayuden a restablecer la normalidad”, agregó.

Luego de asumir, Mercado se reunió con los uniformados amotinados y de acuerdo con sus declaraciones, los uniformados “se comprometieron a cumplir con la ciudadanía, garantizando los servicios de prevención y seguridad”.

No obstante, la alineación del descontento en los cuerpos de seguridad no se mantiene sólida en la jerarquía militar del país, pues el ministro de Defensa dejó claro que no va a reprimir a la población ni a dar un golpe de Estado militar contra Morales.

Sobre las reivindicaciones de los policías, Mercado manifestó que luego de una conversación con los uniformados se pudo conocer que las demandas son a nivel nacional, por lo que escapa a una solución solo a nivel departamental. “Vamos a esperar que haya una solución positiva a este problema los próximos días y se restituyan los servicios”, señaló.

Policías de las ciudades de Cochabamba, Sucre, Tarija y Santa Cruz se han rebelado este viernes para protestar contra el Gobierno de Morales. El sábado se han sumado policías de Potosí y Pando y también hay noticias de amotinamiento en La Paz.

A esta hora el clima se encuentra completamente tenso y la ingobernabilidad escala progresivamente a niveles nunca antes vistos en los tres períodos presidenciales que lleva Evo Morales en el poder.

Hasta ahora, se han producido las renuncias de un gobernador, tres alcaldes, un senador y un embajador en las últimas 12 horas, lo cual evidencia la inestabilidad que en estos momentos prevalece en el gobierno de Evo Morales. No se descarta que en las próximas horas haya más renuncias de funcionarios en vista de la creciente presión social aupada por una parte de los cuerpos policiales del país, que recurren a la coacción contra los funcionario del movimiento político de Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *