martes, 24 de noviembre del 2020
Noticias Col

SIN INSUMOS Y EN PRECARIAS CONDICIONES LABORAN EN AMBULATORIO DEL IVSS

Sin insumos, medicamentos, sin laboratorio, sin rayos X,  es el panorama con el cual se deben enfrentar a diario los enfermos y pacientes que acuden al ambulatorio del IVSS ubicado en la avenida 32, parroquia Germán Ríos Linares del municipio Cabimas.

Médicos y enfermeras, están presto a ofrecer el mejor servicio, pero es imposible cuando deben indicarles a las personas que acuden en búsqueda de atención médica,  que no hay ni siquiera solución fisiológica para suministrar un tratamiento intravenoso, ni un hipertensivo, antipirético, anti convulsionante ni un calmante para el más mínimo dolor.  

El paciente espera en la sala de atención su turno de asistencia,  pero al entrar a la emergencia se da cuenta de cuál es la situación, luego que el médico le da las indicaciones y le manifiesta que debe buscar por sus propios medios los medicamentos porque en el centro de salud ¡no hay!

Si se requiere de exámenes de hematología, orina, heces, glicemia entre otros, deben ir a un laboratorio privado, porque el centro asistencial no dispone de químicos ni de insumos. Lo mismo pasa con Rayos X. “Aquí no hay ni para una sutura” dicen entre los dientes el personal que allí labora.

En medio de  estas deficiencias se presentan otras que complican aún más la situación como es la falta de agua potable y aire acondicionado.

En el caso del servicio de odontología los pacientes deben llevar desde el agua, la anestesia, los guantes, tapaboca, y la aguja para que pueda recibir el servicio.

Ejemplo de  la desidia

Desde hace años, este centro de salud no cuenta con una ambulancia para el traslado de pacientes ni para La misma ciudad  ni fuera de ella.

Al llegar al centro de salud del IVSS se puede observar la única ambulancia con la cual contaban, hoy es como un monumento a la desidia, el mejor ejemplo de la realidad que  en este lugar existe. La misma está en cuatro bloques, sin caucho, sin batería, con el motor dañado, esperando por la atención del ente nacional, regional o municipal que le preste atención.

SNC / PRIMERA EDICION COL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *